Necesitamos desconectar

web_addict

Me dispongo, de nuevo, a escribir sobre otro capítulo de la ya conocida serie Black Mirror.  La trama se desarrolla en un futuro que perfectamente podría tratarse de nuestra sociedad dentro de pocos años porque los parecidos son indiscutibles: las redes sociales son las protagonistas, todas las personas tienen smarthphones, la comunicación se establece más entre pantallas que “cara a cara” y las personas parecen estar más pendientes de lo que pasa en sus teléfonos que de la propia realidad que viven.

Pero además, se vive en un periodo en el que uno puede mandar meils a una persona ya fallecida, o mejor dicho, con el perfil que ella tiene en la red.

Se trata de un programa de software que gracias a toda la información de las redes sociales de una persona muerta es capaz de crear un perfil de ella con su misma voz (gracias a los videos), con su mismo modo de pensar (gracias a los datos personales de cualquier cuenta), incluso con los mismos comentarios. Es decir, que virtualmente puedes seguir en contacto con esa persona.

En esta ocasión la protagonista es joven una mujer que se muda con su pareja a una casa a las afueras de la ciudad. Él fallece en lo que se supone que es un accidente de tráfico y ella se queda devastada. Una amiga le habla de que puede activar una cuenta de correo para mandarse mails con su marido ya fallecido, la protagonista lo encuentra abominable. Pero  en un momento, de desesperación, manda un meil a su marido virtual y y éste le contesta. Es entonces  cuando ella se sorprende ya que le responde como si realmente fuese él. Le empieza a gustar la idea de tener una vía de escape de vez en cuando y los mails se convierten en algo habitual

El problema es que le sabe a poco y él le cuenta que hay otro nivel de comunicación: hablar por teléfono. Lo único que tiene que hacer es mandar todos los audios que tenga y éstos se coordinaran para que cada vez que le llame le conteste como si nunca se hubiera ido. Y lo que parecía extraño se vuelve cotidiano y hasta necesario porque vuelve a esuchar su voz, sus comentarios graciosos, sus palabras de amor y cariño. Pero, de nuevo, en seguida se da cuenta de que no es suficiente con escucharle porque cada vez que se le termina la batería del móvil piensa que se va a ir para siempre y no puede soportar ese dolor. Y es entonces cuando se plantea subir al siguiente y último nivel: comprar un androide que duerme, habla, ríe, abraza, come… con el mismo aspecto físico que su marido.

Esto puede parecer salido de una novela de ciencia ficción o de alguien que tiene problemas mentales  pero imaginemos el dolor que supone perder a un ser querido, imaginemos que en nuestro dolor creemos desesperadamente que si mandamos un último mensaje nos sentiremos mejor y el dolor se hará más soportable, imaginemos que si oímos su voz será, aunque solo por un momento, como si no se hubiera ido, imaginemos que si lo vemos otra vez nos sentiremos menos triste porque podemos darle un último abrazo.

Racionalmente sabemos que no es él, pero se le parece muchísimo y lo emocional no suel star regido por la objetividad.

El precio que se paga por no superar la muerte de alguien es alto, ya que hasta que no asumamos que ha muerto, no cerraremos la herida.  El dolor por la pérdida, el llanto, la soledad y la angustia son sensaciones normales cuando una persona cercana muere. De hecho, es hasta necesario. El duelo es una consecuencia lógica y normal de una pérdida.

Es nocivo para la salud tener un duelo muy largo en el tiempo, pero también será perjudicial  no tenerlo.

La tecnología nos ayuda, eso es indudable, pero también nos provoca una sensación amarga en muchas ocasiones que se ve reflejada en comentarios como: ”no me contesta al mail que le mandé hace dos días”, “se ha conectado y no me ha respondido a lo que le he preguntado”, “he visto que ha respondido a un correo en el que estábamos todos pero al mio personal no”, “me dijo que llegó a casa a las 12 y a las 6 se ha conectado por última vez, ¿por qué me miente?”…

Yo me pregunto realmente si se puede estar alejado del móvi, del ordendor, de la tablet, del correo electrónico y del facebook  en una época en la que coger una llamada significa una oportunidad laboral y consultar el mail te puede llevar a una entrevisa. No hacerlo significa, casi siempre, que pierdes el turno, que ya no te vuelven a llamar y que te quedas de nuevo al final de la fila….es entonces cuando te torturas preguntándote ”¿Por qué no estuve más atento?” y piensas, equivcadamente, que es tu culpa.

El mal uso de las nuevas tecnologías también puede causarnos dolor, cada uno ha de valorar qué precio está dispuesto a pagar.

Día Mundial de la Poesía

SI ME DESPIERTO EN MEDIO DE LA NOCHE

Si me despierto en medio de la noche,

me basta con tocarte.

A mi lado respira

tu cuerpo de hombre joven

como animal en la naturaleza.

A mi lado descansa

esta musculatura construida

en la constancia del entrenamiento.

El tenista que triunfa

en las pistas de barrio cada martes,

el artista, el poeta, el que redacta

su tesis doctoral, el que diseña

el que canta, el que baila,

el que sonríe deslumbrantemente

el que guarda silencio,

el que lee,

el que combate contra mí en la cama,

el compañero de todas mis horas

Tiene en estos momentos la perfección distinta.

La alegría, la gracia

que en las horas solares constituye

belleza que se mueve

ahora se resuelve en equilibrio.

Me gusta estar a ciegas.

No existe nada más que tu temperatura

resumiendo los datos verdaderos del mundo.

En medio de la noche,

tengo de pronto un indeterminado

número de minutos

para quererte

con el aturdimiento y la clarividencia

de los desvelados

Siento en tu piel al ser humano bueno.

El ritmo de tu aliento

me comunica música muy simple.

Me indica mi lugar

en el cosmos. Al lado

de tu serenidad viril. Empiezo

a quedarme dormido

abrazado a tu cuerpo.

Si me despierto en medio de la noche,

me basta con tocarte.

 

 

Juan Antonio González Iglesias. Eros es más (2007)

And you … would you look?

looking

This time I wanted to just think about human curiosity and the media. They may seem an odd couple but almost without realizing it, the two are closely related.

Curiosity is a quality that makes us more observant and intelligent beings, but at the same time, we become seekers of mordbidness and other’s private stories, even invading intimacies that are not our own.

The fact that people have been curious has brought great advances without which today would be difficult to live: drugs that seem miraculous, therapies that improve mental health, wonderful books, theories revealing truths…

But on the other hand, there is a curiosity with a different meaning (neither better nor worse), just different. I am talking about what we known as gossiping.

Nowadays there are a lot of reality shows on tv that satisfy our gossipy curiosity. These have many detractors as followers. The truth is that leave no one indifferent. People who follow them do it for some reasons: fun, entertainment, and others confess that helps them to be isolated from the world where they live, their worries and concerns. They find the calm that the real world does not provide them.

This thought took far more sense when watching the first chapter of a current serial: “One morning the Prime Minister from what seems the UK is awakened by his security officials because the people’s princess has been kidnapped. He, very confident and calm, asked what the raptor want this time: money, public schools, parks … but there’s nothing like that. What the kidnapper wants is that him has sex with a pig on a particular day and time to be broadcast live to all citizens. Otherwise the princess will be killed. As expected, the news spread it like wildfire on the Internet and all citizens are aware of the request from the kidnapper. Everyone thinks it is gross, disgusting, obscene … but when it comes time everyone is staring at the TV … “And you … would you look?

staring

Y tú…¿Mirarías?

looking

En esta ocasión quería simplemente reflexionar sobre la curiosidad humana y los medios de comunicación. Puede parecer una pareja extraña pero creo que casi sin darnos cuenta éstos están influyendo sobre aquella.

La curiosidad es una cualidad que nos hace seres más observadores e inteligentes, pero a la vez  buscadores de los mayores morbos e historias de otros, incluso invadiendo intimidades que no nos pertenecen. Que las personas hayan sido curiosas ha hecho que tengamos grandes avances sin los que hoy nos resultaría difícil vivir: medicamentos que parecen milagrosos, terapias que mejoran la salud mental, libros magníficos, teorías reveladoras, verdades que aclaran…

Pero en la otra cara de la moneda hay una curiosidad con un matiz diferente (ni mejor, ni peor), simplemente diferente. Me refiero a eso que solemos llamar cotilleo.

Hoy en día las cadenas de televisión emiten muchísimos reality shows que sacian nuestra curiosidad  cotilla. Estos tienen tantos detractores como adeptos. Lo cierto es que no dejan indiferente a nadie. Últimamente se han puesto muy de moda algunos. Las personas que los siguen lo hacen por diversos motivos: a algunos les divierte, a otros les entretiene, y otros confiesan que les ayuda a desconectar durante una hora del mundo en el que viven, de sus preocupaciones e inquietudes, y encuentran en ellos cierta calma que su mundo no les proporciona.

Esta reflexión cobró mucho más sentido al ver el primer capítulo de una serie actual de la que voy a permitirme contar el primer capítulo: “Una mañana el primer ministro de lo que parece el Reino Unido es despertado por sus responsables de seguridad debido a que la princesa del pueblo ha sido raptada. Él, muy confiado y tranquilo, les pregunta qué es lo que quiere el raptor esta vez: dinero, escuelas públicas, parques… pero no es nada de eso. Lo que el secuestrador quiere es que el primer ministro tenga relaciones sexuales con un cerdo en un día y a una hora determinada para que sea retransmitido en directo para todos los ciudadanos. De lo contrario la princesa será asesinada. Como es de esperar la noticia corre como la pólvora en internet y todos los ciudadanos están al corriente de la petición del secuestrador. A todo el mundo le parece algo asqueroso, repugnante, obsceno… pero cuando llega el momento todos se encuentran mirando el televisor…” Y tú… ¿mirarías?

staring

Diversity and Family

We are in a Spanish school secretary. We are at the beginning of July and the enrollment of students for the next year is being formalized.  The registration forms have been posted on the internet in order to be completed by the families.  The required data, among other, are the following:

english

The secretary suddenly realizes that it’s 9.00 and there is a queue longer than usual, so it’s time to attend the people’s demands:

The first one.
I am here because in the internet application it is written Mother and father. I am divorced and we don’t have the joint custody, but I have the legal custody of my daughter and son, I bring a copy of the court judgment. I do not want any other name or data but mine. All the communications from the school have to be exclusively addressed to me and my children won’t be picked up or visited by someone other than myself. Please, could you delete where it says “father”?

The second one.
Good morning, my name is Susan and this is Mary. We are partners for seven years now. We also have a copy of our marriage certificate attached to the documentation required. I have a little girl who is my daughter and I want her to enroll in this center. So, I want two names in the box which contains the word MOTHER; Susan and Mary.

The third one.
Good morning, my name is John and I would like you to write “couple” where it is written “Mother”. If you have a minute I will tell you briefly why I prefer “couple”. I was married to my ex-wife, Zara. I did not want children, but she insisted and got pregnant four years ago. That was the beginning of the end of our relationship. We parted friendly and we have no problems living alternatively with our son. However I’ve redone my life with another person. And my ex-wife, affected by the crisis, was fired and now just got a good job in Norway, so she left last week and I have agreed that I will take care, at least for the next year, of our son. By the way, my partner is also called Juan. What a coincidence! Do not you think so? I think that is the target.

The last ones:
Behind the counter you can see a couple older than usual. She pushes a pram where a child is sitting. He carries a handled registration form.

Good morning, we are here because we have been indicated by the city hall that this is the place where we have to bring the child next September. They have helped us to fill the form but no one knew what to write in the gap of “father and mother “. You see, the point is that the child is my grandson. He is the son of my little boy. He always was the craziest of the family. He had a girlfriend, who got pregnant, but they were 18 and they weren’t mature enough. So two weeks after the baby was born, my little son left and we have not heard anything more from them. We are actually their grandparents, well, I’m not sure, but my wife says the baby looks like me…The fact is “what should I put where it says father and mother?”

Diversidad familiar

Nos encontramos en la secretaría de un centro docente de la Comunidad Valenciana. Estamos a principios del mes de julio y se están formalizando las matrículas del alumnado del próximo curso. Se han colgado los formularios en Internet para que las familias traigan cumplimentados los datos que figurarán en sus correspondientes fichas para la administración educativa. Entre otros datos del formulario aparecen los siguientes:

PARE Y MARE

En la secretaría del centro, de pronto, a las 9,00 se percatan de que se ha creado una cola demasiado larga y se disponen a atenderla.

La primera.

Vengo por lo de padre y madre del formulario”. Estoy divorciada y no tenemos la custodia compartida, sino que soy yo quien tiene la custodia legal, aquí le traigo copia de la sentencia judicial. No deseo que figure ningún otro nombre o dato que no sea el mío. Todas las comunicaciones del centro deseo que vayan exclusivamente dirigidas a mí, y que en ningún caso se permita que mis hijos sean recogidos o visitados por otra persona que no sea yo o que esté autorizada por mí. Por favor, Tachen donde pone padre.

La segunda.

Buenos días, me llamo Encarna y esta es María. Somos pareja de hecho desde hace siete años. Además tenemos acta matrimonial cuya copia le adjunto en la documentación. Yo tengo una niña que es hija mía. Y quiero matricularla en este centro. Quiero que en la casilla de MADRE figuren dos nombres, el de María y el mío, que como ya le he dicho me llamo Encarna.

El tercero.

Buenos días, mi nombre es Juan y desearía que en la casilla de “Madre” quitasen ese título y colocasen “Pareja”. Si tiene un minuto le cuento brevemente. Yo estuve casado con mi ex mujer, Juani. Yo no deseaba tener hijos, pero Juani se empeñó y hace cuatro años quedó embarazada. Aquello fue el inicio del final de nuestra relación. Nos separamos amistosamente y no tenemos problemas en convivir con nuestro hijo alternativamente. Sin embargo yo he rehecho mi vida con otra pareja. Por su parte mi exmujer afectada por la crisis fue despedida y ahora acaba de conseguir un buen trabajo en Noruega, de modo que se marchó la semana pasada y hemos acordado que yo me voy a hacer cargo, al menos durante el próximo año de nuestro hijo. Por cierto, mi pareja también se llama Juan. ¡Qué coincidencia! ¿No le parece? Yo creo que es el destino.

 Los cuartos.

Tras el mostrador se asoma una pareja de edad mucho más avanzada de lo habitual. Ella empuja un carrito en donde permanece sentado un niño. El saca de una carpeta los formularios de matricula muy manoseados.

Buenos días, venimos porque nos han indicado en el ayuntamiento que es aquí donde tenemos que traer al niño el próximo mes de septiembre. Allí me han ayudado a rellenar estos papeles pero lo de “padre y madre” no lo rellenaron y me dijeron que lo preguntase aquí. Verá la cosa es que el niño es mi nieto. Es de mi hijo pequeño. De todos siempre fue el más alocado.  Tuvo una novia, quedó embarazada, tuvieron el niño pero hoy en día a los 18 años no se tienen las cabezas muy asentadas, así que a las dos semanas de haber nacido nos lo dejaron un día y no hemos vuelto a saber nada más de ellos. A veces nos dan noticias algunos amigos suyos. El caso es que nosotros somos sus abuelos –bueno, yo no estoy muy seguro, pero mi mujer dice que tiene toda la cara de mi hermana- el caso es que “¿qué pongo donde dice padre y madre?”  

The road to happiness

FELICIDAD

As we care about our bodies by dieting and doing exercise, the mind also needs some care to enjoy good mental health. This care acts the same way as the scarf we wear to prevent a cold or the vitamins we take to feel better; it protects us from future problems.

The goal of taking care about oneself is welfare and happiness. It is to treat yourself just the same way you take care of a baby: gently, lovingly and being sympathetic.

Here are five simple keys that, in my opinion, improve personal wellbeing acting as a vaccine against possible psychological problems:

1. Having a notebook to write down three things every day for which that day has being worthwhile. They don’t have to be big issues, but those little things that make you feel better. A nice hot shower, a coffee in the morning, looking at a stranger, talking with a friend, laughing at a funny tv scene, cooking the dinner, enjoying a good book, hearing the song you love on the radio…

2. Talking to oneself kindly. As the language creates reality, we should not underestimate the power of words. During the day unfortunate things can happen to us: we drop the food we had been preparing for hours, we forget to buy something we needed, we break something … and the reaction of most people is usually “I am a disaster! “,” I get it all wrong “… All these thoughts are negative views about us and these will cause some negative emotions with the consequent discomfort. What we really should do is strive to change the language to a more positive negative: “Well I’ve had this problem, but it is not disastrous“, “It can happen to anyone,” “It’s normal to make a mistake” … If the language becomes positive, the emotions that arise will also be positive.

3. Living the present. The past and the future are two states that can only be remembered or anticipated. But what we truly live is the present, and it is where we can exercise our power. It is difficult to be aware of the present moment in this society where while we take a shower we are thinking how will your job, what will, how will the new moon cast or where the next curriculum …

The best way to live the present is paying attention to ourselves and being aware of what we do and what we feel. For example, if you take a to take a shower, you will have to watch how the water is, how it falls on your skin, how is the temperature, what makes you feel …

4. Writing 10 good things about yourself as a checklist and keep it to read them often. It may cost a little at the beginning, but 10 is a minimum that anyone should strive to find.

5. Just as you have a closet full of clothes to put as desired, each person should have a closet full of phrases or positive words towards oneself to use when appropriate because these messages of encouragement are what  truly comforte us.

It would be like creating an own personal mantra. But what is a mantra? “A mantra refers to a syllables, words or phrases that are repeated as support for meditation. Mantras are resources to protect our minds against the unproductive cycle of thought and action. Mantras serve to focus and quiet the mind ”

The best to create a phrase which acts as mantra is to think of things we would say to cheer ourselves. For example: “I am a person who deserves to succeed”, “My attitude is positive,” “I feel great,” “I am happy”, “I am strong” … But we can also borrow sentences from movies, books and advertisements.

One of my favorite lines belonging to a movie called The Exotic Marigold Hotel reads: “In the end everything will work out and if not is not the end

happy_03

El camino a la felicidad

FELICIDAD

Al igual que cuidamos nuestro cuerpo haciendo dietas y ejercicio físico, la mente necesita también unos cuidados para gozar de una buena salud mental.  Éstos actúan del mismo modo que la bufanda que nos ponemos en el cuello para evitar resfriarnos o las vitaminas que tomamos para sentirnos mejor, nos previenen de futuros problemas.

El objetivo es el bienestar y la felicidad personal. Para resumirlo en una frase, se trata de cuidarse a uno mismo del mismo modo que cuidarías a un bebé. Esa es la clave para entender de qué estamos hablando, uno ha de mimarse, ha de permitirse, ha de aprender a no juzgarse y a quererse

Aquí os dejo cinco sencillas claves que, en mi opinión, mejoran el bienestar personal y funcionan como una vacuna frente a posibles problemas de índole psicológica:

1) Tener una libreta en la que apuntar todos los días tres cosas por las que haya merecido la pena ese día. No deben ser grandes cosas, sino esos pequeños detalles que hacen que uno se sienta mejor. Una buena ducha caliente, un café por la mañana, mirar a un desconocido y que te sonría, hablar con un amigo, reír por haber visto una escena graciosa, cocinar la cena, disfrutar de un buen libro, oír en la radio esa canción que tanto te gusta, sentir la propia respiración…

2) Hablarse a uno mismo amablemente. Como el lenguaje crea realidades no debemos subestimar el poder de las palabras. A lo largo de día nos pasan cosas que no deseamos: se nos cae la comida que llevábamos preparando una hora, se nos olvida comprar algo que necesitábamos, rompemos algo… y la reacción de la mayoría de personas suele ser  “¡Vaya menudo desastre que soy!”, “Me sale todo mal”, “Soy lo peor”… Todos estos pensamientos son opiniones negativas a cerca de nosotros mismos y lo único que conseguirán será activar alguna emoción negativa con el consiguiente malestar. Lo que en realidad deberíamos hacer es esforzarnos por cambiar ese lenguaje negativo por uno  más positivo: “Bueno he tenido este problema, pero no es algo desastroso”, “le puede pasar a cualquiera”, “Es normal tener fallos”… Si el lenguaje empieza a ser positivo, las emociones que surgirán también serán positivas.

3) Vivir el presente. El pasado y el futuro son dos estados  que más que vivirlos se recuerdan o se anticipan pero lo que verdaderamente se vive es el presente y es en él  donde podemos ejercer nuestro poder.  Es difícil hacerse consciente del momento presente en esta sociedad en la que mientras que uno se ducha está pensando cómo irá a su trabajo, qué se pondrá, cómo pasará el mes o dónde echará el próximo currículum…

La manera de vivir el presente será poniendo la atención en nosotros mismos, en la actividad que estamos realizando y en lo que sentimos. Por ejemplo, al darme una ducha debo estar atento a cómo está el agua, de qué manera cae sobre mi piel, cuál es su temperatura, qué sensación me produce…es, simplemente, poner atención a lo que se hace en vez de anticipar el futuro o recordar el pasado.

4) Escribir 10 cosas buenas sobre uno mismo  a modo de lista y tenerlas a mano para poder leerlas a menudo.  Puede costar un poco al principio, pero 10 es un mínimo que cualquier persona debe esforzarse en encontrar. Hemos de recordar las cosas buenas que tenemos porque son las que nos hacen especiales  y por las que sentirnos orgullosos.

5) Del mismo modo que se tiene un armario lleno de ropa para poner según se quiera, cada persona debería tener un armario lleno de frases o palabras positivas y de ánimo hacia uno mismo para poder utilizar cuando sea conveniente porque serán esos mensajes de ánimo los que verdaderamente nos reconforten.

Sería como crear un mantra propio y personal. Pero ¿qué es un mantra? “Un mantra se refiere a las sílabas, palabras o frases que se repiten como apoyo para meditar. Los mantras son recursos para proteger a nuestra mente contra los ciclos improductivos de pensamiento y acción. Aparte de sus aspectos vibracionales benéficos, los mantras sirven para enfocar y sosegar la mente

Lo mejor para  elaborar una frase  que actúe como mantra es pensar en cosas que nos diríamos a nosotros mismos para animarnos.  Por ejemplo: “Soy una persona que se merece tener éxito”, “Mi actitud es positiva”, “Me encuentro genial”, “Soy feliz”, “Soy fuerte”… Pero también podemos echar mano de citas que nos gusten de películas, libros o anuncios.

Y por si a alguien le sirve ;)… una de mis frases favoritas que pertenece a una película llamada El exótico hotel Marigold dice así: Al final todo saldrá bien y si no sale es que no es el final

happy_03

What are the erogenous zones of women and men? Let’s talk about the femenine and masculine pleasure parts

First step to enjoy the body is knowing what to touch and, although many people will be surprised, the largest sexual organ of the body is the same for both men and women. That organ is the skin.

cerebro

The skin is the largest member of the human body and has inside it many sensory receptors that react to pain, pleasure, cold, heat, pressure and all that relates to the touch.

All these sensory receptors transmitted to the brain which  is responsible for interpreting them as more or less pleasurable.

We are very fortunate to have the whole body covered with skin, so there is no excuse for having a monotonous relationship focused only on the genitals. The range is wide because the whole body is included.

Next thing you should know is how to touch the skin. There are many ways to do it:  gently, with a good massage, using oils, with another part of the body instead the hands…

And if we join what you touch and how touch it, we get this box plenty of possibilities. Also, if you combine it, you will get a lot of choices to play alone or with your couple.

english

¿Cuáles son las zonas erógenas de mujeres y de hombres? ¡Hablemos del aparato placentero femenino y del masculino!

El primer paso para disfrutar con el cuerpo es saber qué tocar y ,aunque mucha gente se quede sorprendida, el órgano sexual más grande del cuerpo es el mismo tanto para hombres como para mujeres. Ese órgano es la piel.

cerebro

La piel es el mayor miembro del cuerpo humano y posee en su interior muchísimos receptores sensoriales que reaccionan al dolor, al placer, al frio, al calor a la presión y a todo lo que al tacto se refiera.

Todas las sensaciones que reciben los receptores se transmiten al cerebro y éste es el encargado de interpretarlas como más o menos placenteras.

Tenemos la gran suerte de tener todo el cuerpo recubierto de piel,  por lo que ya no hay excusa para tener unas relaciones monótonas y centradas en los genitales. La variedad es muy amplia porque todo el cuerpo queda incluido.

Lo siguiente que habría que saber es cómo tocar la piel. Hay muchas formas de hacerlo: suavemente, a golpecitos, mediante un buen masaje, con aceites, con otra parte del cuerpo que no sean las manos…

Y si juntamos: qué se toca y cómo se toca obtenemos este cuadro que tiene múltiples posibilidades si lo combináis y que os puede servir para jugar a solas o en pareja 😉

zonas